Welcome to Blogster!
652,983 Blogster Users  |  364,642 Posts
 
 
 

sanchezarchitecture

 

Blog Traffic: 12954

Posts: 63

My Comments: 0

User Comments: 2

Photos: 128

Friends: 0

Following: 0

Followers: 0

Points: 1027

Last Online: 8 days ago


 
 

Visitors

No Recent Visitors
 

Entrevista con arquitecto de Cajeme: Francisco Sánchez López

Added: Friday, November 16th 2012 at 4:17pm by sanchezarchitecture
 
 
 

Arquitectura: ¡La Expresión Artística de su Época!

 

Saludos a todos ustedes y para indicarles que el pasado esplendoroso hechizo de la lluvia de estrellas, motivó mi sensibilidad para publicar esta “Revista Virtual de Arquitectura, Arte, Ecología y Cultura Artística de Sonora”, con la idea de  difundir la historia del urbanismo y de la arquitectura  en la región sur de estado de Sonora, México.

La inicio con las semblanzas de los arquitectos de Cajeme, egresados de diferentes universidades nacionales, por el diseño de su bella arquitectura moderna al estilo internacional y neocolonial en la década de los años ´70, y los de la tendencia postmoderna a partir  de 1985, porque embellecieron la fisionomía urbana de Ciudad Obregón.

Primero, procuré a los arquitectos Fortunato Esquer sin encontrarlo en su oficina, días después, a José Guillermo Serrano pero lo encontré  jugando a la lotería en la kermes del Club de Leones la noche del “Grito” de la Independencia en la plaza cívica de su autoría.

Más tarde, al cruzar una espuela del ferrocarril por la calle Sufragio Efectivo admirando las obras emblemáticas de la arquitectura agro industrial de los años  30 y ´40, me topé con el afamado arquitecto Francisco Sánchez López fotografiando un silo de concreto, e ipso facto, decidí entrevistarlo por su fama y semblanzas  en planificación regional y turística, en diseño urbano y arquitectónico como Perito Proyectista, Perito Director de Obra, miembro del Colegio de Arquitectos de Guaymas, único promotor de la salvaguarda de la arquitectura histórica de Sonora y  periodista cultural de los más leídos en el estado por sus crónicas y criticas de arte.

--Con mucho gusto la acepto pero no aquí, en estos vetustos parajes, te invito una taza de café en el restaurante Los Flamingos--. Contestó, apagando su cámara. En el trayecto se entusiasmó con esta Revista Virtual por su idea de difundir la arquitectura regional sonorense de suma importancia para la historia estatal y promoción turística excluida en los planes de desarrollo turístico de Cajeme.

Después de ser atendidos por el mesero, le pregunté: ¿Cómo descubrió usted su pasión por la arquitectura?

Lo pensó unos segundos con cierta nostálgica reminiscencia, para contestar: --Fue durante la niñez en la primaria del Padre Javier y de  La Salle, al jugar entre montículos de arena e hileras de ladrillos en varias casas en construcción allá por 1956/57; me gustaba observar las casas vernáculas de los años ´30 con herencia alemana localizadas por la calle Durango en el barrio de la Capilla de Guadalupe, recinto sacro donde me distraía mirando las columnas de las naves y los vitrales multicolor; miraba con curiosidad las residencias  de la zona norte por la calle Chihuahua, al caminar hacia el mercado municipal desde la primaria La Salle--.

¿Cuándo decidió estudiar arquitectura?

--No lo recuerdo con precisión cronológica pero en la preparatoria Vocacional de la Universidad de Guadalajara, me incliné por el dibujo y la historia y cuando tomé el examen psicopedagógico resulté apto para doctor, arquitecto o tenedor de libros. Opté por la segunda, porque me gustaba fotografiar las viejas iglesias de los pueblos de Jalisco--.

¿El arquitecto nace o se hace?

--Creo que es una dicotomía, se nace con cierto talento pero es necesaria la formación académica universitaria para obtener el grado de licenciatura en latín, el título universitario y la cedula profesional para ejercer la profesión en el estado de Sonora--.

¿Dónde  estudió usted y  cuáles otras carreras complementaron su formación académica?

Soy egresado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara, estudié Fotografía Artística en la Escuela de Artes Plásticas, soy Profesor de Inglés como Segundo Idioma en el Instituto Cultural México-Norteamericano de Jalisco y estudié Antropología Cultural en el campus Guadalajara del Western Washington State College, y un Taller de Critica de Arte en el Colegio de Jalisco con el maestro Arturo Camacho--.

¿Cómo fue esa formación para los jóvenes arquitectos de los ´60?

--Fueron años de intenso estudio para aprobar 57 materias, 900 horas de Servicio Social y un año de Tesis Profesional para titularte como Arquitecto a nivel licenciatura--.

¿Cómo fueron esos años universitarios?

--Años memorables porque los estudiantes de Arquitectura fuimos la élite estudiantil y la avante-garde en las artes plásticas, los mejores bailes anuales eran los nuestros y viajábamos al sur de México para conocer la arquitectura prehispánica y la colonial Novo hispana; muchos fuimos teóricos, críticos y adeptos a la revolución cultural por un México más libre y democrático, conmocionado por los sucesos de Tlatelolco de 1968, la contra cultura hippie, el rock and roll, el capitalismo y la cultura norteamericana difundida por el programa Alianza para el Progreso de ex presidente John Kennedy y su contraparte el marxismo leninismo ruso-cubano y el nacionalismo revolucionario del nefasto PRI-gobierno, para dar soluciones a las problemáticas de vivienda de interés social estandarizada;  de salud, con los hospitales del IMSS y para la educación, con la aula prefabricada--.

¿En arquitectura que pasó en esos años?

--Por un lado estaba la teoría de la arquitectura funcionalista mexicana y por el otro, la orgánica de los Estados Unidos y Europa, década de los ´70, donde surgieron los grandes arquitectos diseñadores de una muy hermosa arquitectura contemporánea de entonces--.

¿Cuál fue su tema de Tesis Profesional?

--“La Problemática y Soluciones de la Vivienda en las Comunidades Yaquis de Sonora”. La presenté el 2 de Noviembre de 1977, junto al Examen Profesional. Salí del aula con la vanidad de ser el Quinto estudiante de la Facultad de Arquitectura en obtener la calificación de Cien en su examen de tesis desde su fundación en 1948 por el arquitecto Ignacio Díaz Morales--.

¿Por qué los yaquis y su dramática e histórica  defensa cultural tan distante de Guadalajara?

--Por varias razones: una, por el sonorismo de los estudiantes sonorenses en la capital tapatía durante las Fiestas de Octubre en  los ´60; por las conferencias sobre los yaquis en relación al libro “Las Enseñanzas de Don Juan”, el yaqui brujo de Carlos Castaneda, que impartía a los estudiantes norteamericanos del estado de Washington en Guadalajara cuando estudiaba Antropología Cultural. Y más importante, para completar mi Servicio Social por la política de la Universidad de Guadalajara de enviar a su alumnado foráneo a sus lugares de procedencia para pagar la educación gratuita recibida--.

¿Estudió usted alguna Maestría en Arquitectura o Urbanismo?

Como mi novia era norteamericana, después de entregar las 72 láminas de tesis y 8 libros a las autoridades tradicionales yaquis en Vícam Pueblo, me fui a Estados Unidos para entregar una copia al antropólogo Edward Spicer de la Universidad de Arizona en Tucson, él me dio cartas de recomendación para obtener una beca para la maestría de Urbanismo en la Universidad de Washington, en Seattle, pero, desafortunadamente, al leer la tesis el director de la maestría, no les gustó el planteamiento referente a que el capitalismo e imperialismo de ellos, del gobierno mexicano y la oligarquía de Cajeme explotaban a los yaquis. ¡Me la negaron!

¿La arquitectura es arte o técnica?

--En lo particular la defino como: “Es el arte de diseñar y construir espacios habitables”. Pero su enseñanza y conceptualización difiere en lo que es su esencia; desde 1948 a 1974, la Universidad de Guadalajara formó al “arquitecto orquesta”, bajo el régimen de la educación humanista, enfocado en los valores del programa arquitectónico y la teoría de la arquitectura funcionalista, egresando arquitectos diestro en urbanismo, en diseño arquitectónico, dibujo y pintura, calculo estructural, instalaciones y edificación en base al sistema constructivo regional tapatío, de concreto armado e industrial. Con los semestres, resultaron los arquitectos “especialistas” en estas materias, y desde 1990, se instituyó el “tecno arquitecto” de los institutos tecnológicos,  con el concepto de que arquitectura es más técnica que arte, y finalmente, el “arquitecto virtual”, por el uso del  programa computacional Auto Cad--.

¿Usted, por cual teoría arquitectónica se inclinó?

--Desde 1970, al trabajar como proyectista para sostener la carrera, asimilé, perfectamente,  la  teoría de la  arquitectura funcionalista moderna mexicana para dar soluciones arquitectónicas con plantas funcionales, logrando una concepción plástica a base de una volumetría geométrica cubista, ventanales de aluminio con cristal,  texturas naturales y fuertes matices en fachadas al estilo internacional, brutalismo y colonial del pueblo de Ajijic, el de hacienda de Cuernavaca y del fraccionamiento Providencia en Guadalajara, con columnas de cantera, vigas de madera y artesanías de Tonalá--.

¿Cuáles arquitectos influyeron en su arquitectura?

--Ninguna influencia de nadie en mi  arquitectura, pero desde estudiante prevalece en mis diseños arquitectónicos la teoría Neo Plástica de Theo van Doesburg del grupo De Stijl y la de Eco-Arquitectura del arquitecto Paolo Soleri  en la comunidad de Arcosanti de Phoenix, para contrarrestar el regionalismo de Luis Barragán, a pesar de decorar nuestros talleres-casas con sus magníficos colores junto a artesanías del folclore mexicano. Pero, mi arquitectura siempre fue original, un diseño por cliente, nunca copié a ningún otro arquitecto mexicano o internacional porque no fui de “Revista”. (Término usado por el gremio bajo el lema “de que si es buena y bonita en otro lugar lo es para donde fue copiada”). Lo originalidad es mi engreimiento porque todas las obras fueron inéditas.

Después de un breve lapso de tiempo para saludar a varios cafeteros y el mesero servir un “chorrito” de café, continuamos la entrevista al inquirirle:

¿Cómo definiría su arquitectura?

Después de un sorbo a su café, señaló: --Orgullosamente me defino como arquitecto funcionalista, (la función delimita la forma) pero en los 42 años de ejercerla, me especialicé en el estilo Colonial para embellecer fachadas. En 1979 innové y tengo la autoría intelectual del estilo Colonial de las Misiones Jesuitas Sonorenses, propagándose  en los estados de Sonora y Arizona en los ´90: Diseñé viviendas en este estilo para competir con las tendencias Imperio Luis XV, colonial francés y regio clásico sonorense muy del gusto de la sociedad pudiente de Ciudad Obregón. En la década de los años ´80, lo exporté a San Carlos donde también inventé el estilo Pied a Terre, o “Campesino Elegante”, para rivalizar con el colonial californiano histórico de los arquitectos Luis Barragan e Ignacio Días Morales, en Guaymas; el mexicano, de los arquitectos Hermosillo; el Mediterráneo, del arquitecto Wilfrido Aldana Ross y el  deCuernavaca, por Germán Robledo. Todos nosotros hicimos la bella arquitectura de San Carlos, el resto, nos imitaron e introdujeron el colonial de Tucson copiado de revistas.

¿Dónde están sus obras de arquitectura?

--Las de la década de los ´70 están en Providencia y en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en Ciudad Guzmán y La Barca, Jalisco; en Morelia, Michoacán; en Culiacán, Sinaloa; en Tepic, Nayarit; en Mexicali, Baja California y en Navojoa, Sonora. La de los ´80, en Ciudad Obregón, San Carlos y Guaymas, y la de los ´90,  Baja California, Sonora y  España.

¡Renovarse o morir!, es el dilema de todo arquitecto, ¿Como la tomó usted?

Claro que sí, porque la arquitectura no es estática. A partir de 1994, diseñé una arquitectura empírica “Verde”, bioclimática e inteligente y más amigable con el medio ambiente del mar de Cortés, con plantas barrocas y fachadas coloniales para residencias y para el museo de Ballenas de la Sociedad Protectora de Ballenas, Picudos y Delfines, en Baja California. Hoy la  denominan “Arquitectura Ecológica o Sustentable”. Fui pionero en ella.

¿Cuáles serían sus obras de arquitectura más emblemáticas?

--En urbanismo: El diseño de la ciudad de Guadalajara 1975-2000 en el quinto año escolar; el plano urbano de la ex misión jesuita de San José de Guaymas, para el padre franciscano Antonio; el plano urbano-turístico del Hotel Nueva Posada de San Carlos y los santuarios de protección de ballenas en el mar de Cortés--.

--En arquitectura, de los años ´70 en Guadalajara, recuerdo a la iglesia marista, los edificio de oficinas de las calles Maestranza y López Cotilla y el de departamentos en forma de pirámide invertida, y la remodelación del templo neoclásico de la Natividad en Vícam Pueblo; de los ´80; en Ciudad Obregón, el edificio de cuatro niveles construido en panel constructivo “W” por el ingeniero Villanueva; el diseño de la iglesia de Las Golondrinas en Guaymas para el padre Antonio, que quedó en el Vaticano al no autorizar su edificación por controversias teológicas y plásticas debido a la inmensa cruz de concreto; de San Carlos, en los ´80, la casa de Lucio Villa al estilo Pied a Terre y en los ´90, las residencias para Carlos Slim en el campo de golf, la Klein, y la de los Serdeira en la ciudad de Pontevedra, Provincia de Galicia, España. Me retiré de la arquitectura para dedicarme a pintar el arte del realismo mágico de los Yaquis ySeris.

Los motivos escultórico-arquitectónico del pueblo de Unión de Tula para celebrar el 400 Aniversario de su Fundación (línea modernista para su época); el dedicado al padre Eusebio Kino en la San José de Guaymas y el de la iglesia de las Golondrinas de Guaymas. El proyecto de un esqueleto de ballena gris que no prosperó por negarle su construcción en San Carlos--.

¿En qué sistemas constructivos edificó su arquitectura?

--Más bien, proyecté en el sistema regional de Guadalajara de ladrillo, losas aligeradas de block de jal y bóvedas catalanas. En Sonora, el sistema tradicional de ladrillo y losa plana de concreto, inventé la losa aligerada con casetón de poliuretano Fanosa y ménsulas de concreto armado, utilicé la trabe corrida de cimentación de concreto del arquitecto Wilfrido Aldana Ross por su efectividad en suelos arcillosos. Con el ingeniero Rogelio Villanueva diseñé una arquitectura  modular estilo internacional en base al sistema del panel constructivo “W”, e inventé el panel “Perlicreto”, por la perlita que vendía el ingeniero Estrella. No prosperó por falta de financiamiento. En San Carlos, el sistema local pero con la bóveda de ladrillo inclinado, domos de ladrillo y de panel Fanosa, bóvedas de medio cañón y esquineras de ladrillo, azulejo decorado Talavera. El ladrillo de Querobavi introducido por los arquitectosHermosillo--.

¿De la arquitectura histórica de Sonora, cuál es su criterio?

--¡Es fantástica! Desde la prehispánica  y de las misiones jesuitas y franciscanas hasta la colonial y neoclásica, moderna y contemporánea. Desafortunadamente, no se ha conservado y se está destruyendo irreversiblemente por falta de una ley de protección que he solicitado al ex diputado  local y federal Rogelio Díaz Brown y como alcalde de Cajeme dudo opte por conservarla con un reglamento municipal, así mismo. Presenté una propuesta de ley a los diputado Faustino Félix Chávez, Acosta, Félix y ante a la presidencia del Congreso del Estado en la 59 Legislatura. Nunca contestaron. No hay interés político, esa es la desgracia real--.

Contestó, para así concluir esta entrevista.

 

Pie de foto: Arq. Francisco Sánchez Lópz.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora,México.
Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder, architect Francisco Sánchez López. Reproduction in whole or part of this article and photos forprofit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, photographer, artist of magical realism, ecologist in  the Sea of Corte´s whales protection, cultural journalist in art chronicles and art critic for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

Website: www.arqsanchez.8m.com,   E-mail: arq.sanchezlopez@gmail.com, Facebook: Francisco Sanchez, Twitter/archfcosanchez Blog: www.sanchezarchitecture.blogster.com, www.artecajemeart.blogster.com

 

 

 

User Comments

Post A Comment

This user has disabled anonymous commenting.